Vilaseca Borja – Que cambien los demás

Tenemos tanto miedo al cambio, que muchos nos aferramos a una serie de mecanismos de defensa para no cuestionar las creencias con las que la sociedad ha moldeado nuestra indentidad.

Borja Vilaseca.

Descargar aquí el artículo completo.



  1. Las Dalias el viernes 17 agosto, 2012 a las 5:15 pm

    Hola Liliana:
    Me parece…., que la cosa en la vida, pasa por ni creer, ni descreer, tener una actitud dubitativa, inquisitiva, ver desde un no saber nada, esto abre las puertas a un darse cuenta, a aprender, al cambio.
    No sé cuál puede ser una buena pregunta, si es: ¿quién soy?, o tal vez, eso sale solo, naturalmente, cuando uno vive en estado de atención, de presencia, sin motivo, sin buscar nada, o sea sin buscar resultados.
    Un estado de investigación, tranquilo, sin juicios, por ende sin culpas de nada, descartando las justificaciones, el responsabilizar a otros por lo que nos sucede, cosa súper habitual, sin desdoblarnos entre el que percibe y lo percibido, porque yo soy lo que se expresa en mi ser.
    Soy lo que siento, lo que pienso, lo que hago, lo que digo.
    A partir de todo esto uno comienza a conocerse, a comprenderse, comienza una transformación que pone orden en nuestra vida, armonía.

    Todo esto es muy complejo, aquí lo reducimos a un intercambio de algunas frases, no obstante estamos investigando juntos, y viendo que es lo real y lo falso en nuestras percepciones.

    Cariños, Pepe.

  2. Liliana Pignata el viernes 17 agosto, 2012 a las 5:09 pm

    Sí, es cierto que sería bueno preguntarse si verdaderamente uno está tranquilo o es que se hizo habitué a vivir “de segunda mano”.
    Lo que pasa es que a uno le es difícil creer que se puede vivir en paz con “tan poco”….bueno…con el respeto que me merece decir esto último.
    Es que uno está educado para todo lo del afuera, por eso le parece poco “el uno mismo”. Ahora aparece en muchos textos eso de : “si estás bien con vos mismo estás bien con el resto “pero….del dicho al hecho…….Hay que sentirlo y preguntarse…quién soy yo????
    Con respecto al AUTO-PARIRSE me pareció muy sabio, genial!!! eso resume lo que en otro mail quise expresar con la imagen de ponerme patas arriba, vaciarme para volver a reconstruírme pero no lo ´pude expresar así, en un palabra!!!!
    Nuevamente muchas gracias!!!Aunque lo puedas imaginar no sabés lo que me está ayudando!!!!! Liliana

    LILIANA PIGNATA
    liripi@yahoo.com.ar
    186.18.179.3

  3. Las Dalias el jueves 16 agosto, 2012 a las 3:03 pm

    Hola Liliana:
    Impecable, tal cual, así es.

    Tal vez, sería bueno preguntarse, si es que uno está tranquilo, como vos decís al comienzo. Si así fuera, no precisaríamos evadirnos con tantas cosas, que a la larga y a la corta, termina dañándonos física y psicológicamente.
    ¿Cuándo somos libres, cuando asumimos nuestros conflictos, o cuando los negamos y los llevamos a cuestas, interfiriendo, en forma inconsciente en miles de actos cotidianos?
    ¿Qué es lo que nos da miedo, cambiar, y dar la posibilidad a dar con un estado de libertad interior?, si es así, es que no vemos el peligro de darle continuidad al conflicto, que es la cárcel consciente o inconsciente en que vivimos, que hicimos y que somos.
    ¿Qué es lo grande de la vida, seguir el modelo social, basado en la competencia, en el tener, en la vanidad, en una búsqueda irreal de seguridad, en el auto-centra-miento o egocentrismo?
    La maravilla adviene a un ser, cuando hay libertad interior, que es estar bien consigo mismo, con los otros y con la vida toda.
    ¿No será que la tarea en la vida es auto-parirse y dar lugar a esa esencia de ser humano que somos, con nuestras formas particulares de funcionar, o sea poner en acción y creatividad nuestra vocación o capacidades innatas?
    El estudio en orden factico, tiene su lugar, en el psicológico es un impedimento.
    Me parece, que solo se trata de conocerse en la acción cotidiana, observando, atento, presente a todo lo que sucede, dejando de lado el juicio, la justificación, y el deseo de cambio, porque lo que deseamos cambiar, es porque lo rechazamos.
    El cambio adviene naturalmente, cuando observamos sin el deseo de cambio, lo que ocurre.
    Cariños.
    Pepe.

  4. LILIANA PIGNATA el miércoles 15 agosto, 2012 a las 11:01 pm

    Tal vez está tranquilo porque estamos, estoy, mirando para otro lado.Porque asumir con total honestidad mi sentir, mi pensar y mi hacer y hacerme responsable de ello asusta, uno quiere ser libre , pero luego, cuando me doy cuenta de que puedo serlo, me viene el gran miedo y trato de escapar de la situación buscando desesperadamente algo o alguien que llene mi vacío. Me asusta el estar conmigo misma, si nunca me lo había planteado, nunca me permití ser, siempre trabajé para o por…..nunca me pregunté qué era lo que yo quería. Resulta que ahora me voy enterando que la vida es aceptar lo que se va dando, observando y animándose a sentir, cosa rara en mí.
    Además, parece increíble que dejándose fluír a medida de lo que va sucediendo se pueda ir sanando y se disfrute de la vida sin necesidad de tanto viaje o entretenimiento. A mi me criaron para que pensara que la vida tenía que ser para algo grande, sinó, no había sentido, entonces así creo que todo lo que hice lo hice resistiendo, con gran esfuerzo, tratando de controlarrrrr…..
    Ahora me siento como si tuviera que ponerme patas arriba, vaciarme y hacerme de nuevo en lo posible sin contaminarme con todo lo que aprendí………….Y para qué tanto estudio???
    CARIÑOS LILIANA


0

*


Temas de Salud Natural
Ir a la barra de herramientas