Llamamos lácteos aquellos productos derivados de la leche de vaca o de cabra, tales como: leche, manteca, queso, yogur, kéfir, crema. Hay muchas teorías válidas en relación a las ventajas en el consumo de lácteos como otras sobre los perjuicios que dicho consumo genera en la salud humana. Nuestra posición al respecto es la siguiente:

Algunos de los alimentos que forman parte de la naturaleza y de la industria alimenticia son imprescindibles para la salud (zanahoria, zapallo, manzana, cebolla y otros), otros pueden ser irrelevantes (grosellas, chirivías, mango, hinojo y otros) y algunos pueden ser directamente perjudiciales (carnes, embutidos, café, dulce de leche, productos azucarados en general y todos aquellos refinados que contienen conservadores, edulcorantes, saborizantes, espesantes, y los que contienen genes adulterados, insecticidas, fertilizantes y hormonas).

Cuando una persona está padeciendo alguna enfermedad tanto física como psicológica, o algún desarreglo en particular, debe restringir algunos de los alimentos que la naturaleza provee, en función de su problemática individual, justamente para ayudar a resolver su problema concreto.
Dentro de esta gama de alimentos que la naturaleza nos provee se incluyen los cereales integrales, las verduras, las legumbres, las semillas, las frutas, las algas de mar y los productos animales. Dentro de los productos animales se cuentan las carnes de vaca, de pollo, pescado, animales silvestres, derivados animales tales como miel de abeja, huevo y productos lácteos.

Sobre el consumo de carnes

En relación a las carnes en su totalidad consideramos que pueden ser evitadas y que cualquier persona con una alimentación equilibrada basada en los alimentos antes mencionados puede sustituir los nutrientes que las carnes dan o bien por productos derivados animales o por vegetales.

El estado de salud de la cantidad de vegetarianos que hay en el mundo es una muestra de las ventajas que tiene esta práctica de vida. En general las personas vegetarianas tiene muchos menos problemas relacionados con el sistema circulatorio, digestivo y nervioso. Por otro lado la práctica del vegetarianismo previene de un sinnúmero de enfermedades.

Por un lado la elección del vegetarianismo obedece, al hecho de evitar inútilmente la matanza de animales, como una cualidad de compasión y respeto por los seres vivos ya que su carne y los nutrientes que ellas proveen pueden perfectamente ser sustituidos por otros alimentos. Por otro lado no consumir carnes rojas implica evitar el uso de millones de hectáreas dedicadas al pastoreo que podrían ser utilizadas para la agricultura. Una hectárea dedicada a la siembra de trigo, provee mucho más alimento que una hectárea dedicada al engorde de ganado.

Descargar Boletín Nº35: Los Lácteos



  1. Esta tranquilo! Por que no dejar un comentario?



0

*


Temas de Salud Natural
Ir a la barra de herramientas