Debido al avance de las ciencias y al aumento de la especialización, es que se va ahondando, una característica común en el hombre, que es la “fragmentación”. La fragmentación es tener una visión parcial de algo, es dividir en partes.

Esta forma de ver y funcionar ha permitido el desarrollo de las investigaciones hasta límites antes impensados, al no tener en cuenta las implicancias que éstas puedan generar.

Lo que no se comprende, o no se sabe, o no se ve, o no se quiere saber, o no conviene saber, es que en la vida hay un fino entramado que hace que todo esté relacionado con todo. Esta afirmación es a lo que han llegado los físicos cuánticos, los místicos, que lo han expresado desde hace miles de años, lo mismo que ciertas tribus indígenas del mundo.

En la vida hay un orden, que va más allá de lo perceptible, hay leyes naturales, que hacen que la vida se exprese a partir de un fino entramado.

Ese orden nada tiene que ver con el que pretende generar el hombre a través de su pensamiento, hay un orden natural ajeno a las voluntades del hombre.

Cuando alteramos ese orden y vamos contra leyes naturales, se produce un desorden, se produce caos, que se expresa por medio de enfermedades, pestes, epidemias, en el reino vegetal, animal y humano, también en el medio ambiente por medio de huracanes, cambios climáticos, contaminación ambiental.

En el ser humano hay una inteligencia que permite la vida en armonía, con salud; esa inteligencia trabaja en el sistema nervioso, el sistema inmunológico y el sistema endocrino; a partir de introducir químicos en el organismo por medio de los alimentos, medicinas, cosméticos, contaminantes ambientales en general, ese orden, puede enloquecerse y perder su lógica, esa inteligencia termina bloqueándose.

Descargar Boletín Nº30: Alimentos Transgénicos



  1. Esta tranquilo! Por que no dejar un comentario?



0

*


Temas de Salud Natural
Ir a la barra de herramientas