Antes que nada creemos que es fundamental dar un vistazo general a la situación actual del mundo y del ser humano.

Si bien es cierto que a través de la historia de la humanidad han existido crisis y momentos casi apocalípticos, ya por el solo hecho de haber pasado más de 5000 guerras y hoy como personas que vivimos en este planeta, vale la pena que tengamos un mínimo de conciencia de lo que puntualmente nos toca vivir. En Japón se suicidan 90 personas diariamente, los índices de suicidios de adolescentes y niños han batido récord en lo que es la historia del hombre, el nivel de escepticismo y frustración alcanza niveles insospechados, la violencia en niños resulta alarmante ya que se siguen perpetrando crímenes en manos de ellos, los abusos sexuales a menores cada vez son mayores, también aumenta día a día la cantidad de niños con síntomas abandónicos, ni que hablar del tema de la droga.

En el año 1920, una de cada veinte personas contraía cáncer, hoy es raro que en cada familia no exista un enfermo de cáncer, la obesidad parece ser la enfermedad tipo del siglo XXI, los problemas circulatorios y los trastornos cerebro-vasculares están siendo la 1º causa de muerte en el mundo, la depresión producto entre otras cosas de la frustración entre la imposibilidad de aceptar lo que uno “es” y luchar internamente queriendo modificar la realidad, aqueja a casi el 40% de la población de los países desarrollados, agotándolas, quitándoles casi toda su energía, incluido niños, también es común escuchar a muchísima gente siendo víctima de ataques de pánico, gente que no puede salir de su casa, gente con fobia a las alturas, a los espacios cerrados.

Los índices de diabetes infantil alcanzan niveles, también, no antes conocidos.

Los laboratorios medicinales, el tráfico de drogas y de armas son los negocios más rentables. Por otro lado los países subdesarrollados cada vez están más sumergidos, la desigualdad social entre personas va en alarmante aumento al igual que la de los países, las industrias tienden a desaparecer, la desocupación alcanza niveles altísimos y las grandes ciudades están llenas de edificios inteligentes dónde el trabajo de las personas está ceñido a estar el día entero sentados frente a una computadora manejando papeles, contaminándose con los pegamentos de las alfombras, aire acondicionado, luces, elementos de limpieza. También somos testigos de los graves problemas ecológicos, como el cambio climático, el agotamiento del agua potable, la desertificación, la reducción en la bio-diversidad, las permanentes inundaciones producto de la suba en las napas de la Tierra, la contaminación y las enfermedades como cánceres y tumores cerebrales producto del uso de teléfonos celulares.

¿Qué nos está pasando? ¿Por qué estamos tan debilitados?

Creemos que hay características que le son propias a la naturaleza humana y que no por ello signifique que no puedan transformarse.

Descargar Boletín Nº18: ¿Por qué es importante Aprender a Comer?



  1. Esta tranquilo! Por que no dejar un comentario?



0

*


Temas de Salud Natural
Ir a la barra de herramientas