La enfermedad es el producto de muchos factores, entre todos ellos la alimentación es uno más, no es el más importante, pero es algo a tener muy en cuenta, por esto nos vamos a referir a ello.

El acercamiento a la Naturaleza permite la comprensión de sus ciclos de autorregulación y es posible observar a través de las plantas, flores, árboles y verduras del huerto, que al trabajar la tierra en dónde éstas crecen, al abonarla, al mineralizarla, al darle los suficientes nutrientes estas se desarrollan con fuerza, con vitalidad, con potencia.

Muchas veces encontramos flores sin pétalos, o nabos y zanahorias comidas por ciertos insectos y nos damos cuenta que, modificando la calidad de la tierra, es posible evitarlos, ya que estos no se acercan cuando la planta tiene el suficiente vigor, esta es la forma de encarar el trabajo del huerto para los agricultores orgánicos.

Con nuestro organismo sucede lo mismo; si la calidad de la sangre es buena, si tiene la suficiente fuerza y vitalidad las posibilidades de combatir las enfermedades son mayores. Si bien es cierto que para que la calidad de la sangre sea buena son necesarios una buena alimentación, una buena oxigenación y una actitud de vida positiva, a través de nuestra propia vivencia podemos entender que la salud o un estado aproximado a ésta es el producto de la conjunción de varios factores, si se come mal por mejoroxigenación que haya es imposible tener una actitud buena ante la vida y la enfermedad aparece; si se tiene una buena actitud frente a la vida seguramente se ha de comer bien y se respirará un buen aire, de manera que si se alimenta uno saludablemente, lo cual significa que hay una buena predisposición a vivir bien, seguramente se respirará bien y eso conllevará a tantas otras cosas en beneficio del propio bienestar.

Queremos decir con esto que la comida, si bien no es el único, es un factor importante para una vida saludable, y que a través del buen alimento cotidiano la calidad de nuestra sangre se modifica y es posible, entonces, dejar actuar a la naturaleza con sus principios de autorregulación para poder dar las respuestas válidas a las enfermedades que nos aquejan.

El Aspecto Emocional

Ya hace prácticamente 20 años que llevamos adelante una alimentación equilibrada, natural, orgánica y no es que la enfermedad no haya estado cerca, han aparecido gripes, infecciones, deficiencias renales, hepáticas, problemas intestinales, respiratorios, parásitos, problemas en los órganos reproductores y siempre la manera de resolverlos ha sido a través de tratamientos naturales como: una alimentación adecuada a la situación, compresas, baños, aplicaciones de arcilla o fango, auto masajes, ejercicios terapéuticos, ejercicios de respiración y por sobre todo acompañando con la observación y la investigación del proceso en si, además de los miedos, ansiedades, etc., conflictos que aquejan a todos los seres humanos.

Mucho se habla de que el origen de toda enfermedad es emocional, y que las emociones enferman al cuerpo; no podríamos asegurar la veracidad de esta afirmación. Sabemos que en muchos momentos la enfermedad surgió a partir de un estado de angustia, de inseguridad y que a partir de un ajuste alimentario y la comprensión del estado psicológico fue posible resolverla, pero también podemos comprobar que por falta de información, por falta de experiencia y por desconocimiento en cuáles son las verdaderas necesidades del cuerpo uno se ha enfermado mas allá del estado anímico y que con un pequeño cambio en la dieta el desequilibrio fue desapareciendo.

Descargar Boletín Nº17: Las Comidas y las Enfermedades



  1. Esta tranquilo! Por que no dejar un comentario?



0

*


Temas de Salud Natural
Ir a la barra de herramientas